¿Qué es el core, y los 10 ejercicios para fortalecerlo?

¡Hola, apasionado del wellness! Si estás listo para explorar los secretos detrás de un core fuerte y saludable, has llegado al lugar indicado. En este artículo, te sumergimos en el fascinante mundo del «core» y te revelaremos los 10 ejercicios esenciales para fortalecerlo. Prepárate para desentrañar todas las curiosidades de esta parte fundamental de tu cuerpo y descubre cómo transformar tu rutina de ejercicios para alcanzar un núcleo más fuerte y resistente. ¡Vamos a comenzar el viaje hacia un cuerpo más fuerte y equilibrado!

 

¿Qué es el Core?

 

Habrás leído en internet alguna vez el término Core Stability o estabilidad de la zona central del cuerpo, este es un concepto muy popular en el fitness y el deporte. Esta área es fundamental para mantener una postura adecuada, estabilizar el tronco durante el movimiento y transferir la fuerza entre la parte superior e inferior del cuerpo. La mejora de la estabilidad del core no solo es esencial para optimizar el rendimiento deportivo, sino que también desempeña un papel crucial en la prevención y tratamiento del dolor lumbar, así como en la reducción del riesgo de lesiones en las piernas.

 

¿Cuáles son los Músculos que lo componen?

 

Este incluye músculos muy importantes como abdominales, zona lumbar, diafragma, suelo pélvico y glúteos, desempeñando un papel crucial en la estabilidad y eficacia de nuestros movimientos diarios.

Estos músculos forman parte esencial de nuestro cuerpo, están diseñados para proteger los órganos internos y, lo que es aún más crucial, mantener la estabilidad anatómica tanto en reposo como en movimiento. Dada su propensión a la hipotonicidad, es decir, a la falta de tono, se vuelve imperativo dedicar un esfuerzo continuado para fortalecer y tonificar adecuadamente estos componentes. Sin embargo, es esencial destacar que las tradicionales abdominales no son la opción más óptima, ya que estudios indican que las flexiones clásicas de la columna pueden resultar perjudiciales.

 

Beneficios de trabajar el Core

 

El entrenamiento de esta zona, a menudo es pasado por alto, pero es esencial para fortalecer y mejorar la resistencia de la región central del cuerpo. Al entrenar estos músculos, se optimiza la eficiencia de otras partes del cuerpo en diversas actividades, desde caminar hasta levantar objetos del suelo.

Fortalecerlo es fundamental, ya que es responsable de mantener la postura, transmitir fuerzas a las piernas y proporcionar el equilibrio necesario.

 

¿Cuáles son los beneficios de entrenarlo, y por qué debes fortalecerlo?

 

Mejora la coordinación: Fortalecer el core contribuye a una mejor coordinación, permitiendo que los músculos trabajen de manera más eficiente en conjunto.

Otorga mayor equilibrio: Un core fuerte es fundamental para mantener el equilibrio, lo que se refleja en una mayor estabilidad en tus actividades diarias.

Mejora la postura corporal: Trabajarlo te ayuda a mantener una postura más erguida y alineada, beneficiando tanto la salud como la estética.

Quema calorías: Los ejercicios para fortalecerlo no solo tonifican, sino que también contribuyen a la quema de calorías, siendo parte integral de un enfoque de salud general.

Aumenta la fuerza muscular: Esto potenciará otros grupos musculares, mejorando la fuerza general del cuerpo.

Ayuda a prevenir lesiones: Fortalecerlo proporciona estabilidad a la columna vertebral y reduce el riesgo de lesiones, especialmente en la zona lumbar.

Si quieres tener una comprensión más profunda de la importancia del core en el entrenamiento físico y la salud en general, te invitamos a explorar este artículo de la revista andaluza de medicina del deporte dedicado exclusivamente a este tema.

Entonces, después de conocer todos estos beneficios del fortalecimiento, ¿no te parecen razones suficientes para mantenerlo fuerte? ¡Invierte en ti mismo y comienza hoy mismo a fortalecerlo para disfrutar de una mejor salud y calidad de vida!

 

trabajo-core-hombre-joven-que-ejercita-bola-ejercicio-vivagym

 

10 Ejercicios para Fortalecer el Core

 

En este apartado, te enseñaremos cómo fortalecerlo. Descubrirás una serie de ejercicios efectivos para trabajarlo, aprenderás cómo entrenar y fortalecer esta área crucial de tu cuerpo.

Te damos una guía completa, con herramientas prácticas para mejorar tu rendimiento y bienestar general. ¡Prepárate para potenciar tu entrenamiento desde el núcleo!

Para evitar efectos negativos en tu salud física, es fundamental incorporar ejercicios específicos en la rutina de entrenamiento regular. Algunas actividades como el pilates, el yoga y el entrenamiento de resistencia son especialmente efectivas para fortalecer esta área central del cuerpo y mejorar la salud en general.

Te dejamos uno «Ejercicios para activar la zona abdominal«, paara hacerlos antes de empezar tus entrenamientos

 

Plancha abdominal

 

Este ejercicio es un pilar fundamental para fortalecer tu core y mejorar tu estabilidad. Aquí te presentamos algunas variaciones que puedes probar para desafiar tus músculos de manera divertida y efectiva:

Tradicional: Colócate boca abajo con los antebrazos en el suelo, las piernas estiradas y las puntas de los pies apoyadas. Esta posición es excelente para comenzar a familiarizarte con el ejercicio y trabajar tu fuerza central.

Invertida o supina: Acuéstate de espalda con los brazos estirados y las manos en el suelo, las piernas también estiradas y los talones como punto de apoyo. Esta variante te desafía desde una posición diferente, fortaleciendo diferentes músculos abdominales.

Lateral: Recuéstate de costado con un pie sobre el otro y una mano en el suelo para apoyo. Mantén el torso recto para trabajar los músculos oblicuos y mejorar tu estabilidad lateral.

Dinámica: Experimenta con movimientos coordinados como la plancha tradicional dinámica, la caminata de oruga o la plancha Superman para añadir un desafío extra y mejorar tu resistencia.

Sobre una pelota de pilates: Apoya tus manos sobre una bola de pilates mientras mantienes la posición de la plancha tradicional. Esto aumentará la presión muscular y mejorará tu equilibrio.

Con toque de hombros: Adopta la posición de la plancha tradicional con los brazos extendidos. Alterna tocando uno de tus hombros con la mano contraria, desafiando aún más tu estabilidad y control.

¡Practica estas variaciones y encuentra la que mejor se adapte a ti!

 

Plancha lateral

 

Este ejercicio es clave para fortalecer los músculos oblicuos y mejorar tu estabilidad lateral. Aquí te presentamos algunas variaciones que puedes probar para desafiar tus músculos:

Tradicional: Recuéstate de costado con un pie sobre el otro y apoya tu peso en un antebrazo, manteniendo el cuerpo en línea recta desde la cabeza hasta los pies. Esta posición es excelente para empezar y fortalecer tus músculos laterales.

Con elevación de cadera: Desde la posición tradicional, levanta lentamente la cadera hacia arriba, manteniendo el cuerpo alineado. Este movimiento añade un desafío extra y trabaja más intensamente los músculos oblicuos.

Con rotación de torso: Mantén la posición tradicional y gira el torso hacia arriba, extendiendo el brazo libre hacia el techo. Este movimiento activa aún más los músculos oblicuos y mejora la flexibilidad de la columna vertebral.

Con flexión de pierna: Desde la posición tradicional, flexiona la pierna superior y lleva la rodilla hacia el pecho, luego extiende la pierna hacia arriba. Este movimiento fortalece los músculos estabilizadores de la cadera y mejora la coordinación.

Con elevación de pierna: Mantén la posición tradicional y levanta la pierna superior hacia arriba, manteniendo el cuerpo estable. Este ejercicio desafía el equilibrio y fortalece los músculos laterales de manera intensa.

 

Elevación de piernas o hollowman

 

Elevación de Piernas, también conocida como Hollow Hold, es un ejercicio excelente para fortalecer tus abdominales y mejorar tu estabilidad. Aquí te explicamos algunas variaciones para fortalecerlo desde todos los ángulos:

Tradicional: Acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y los brazos extendidos sobre la cabeza. Levanta lentamente las piernas hacia arriba, manteniendo la parte baja de la espalda pegada al suelo. Esta posición es ideal para fortalecer tus abdominales inferiores.

Con flexión de rodillas: Desde la posición tradicional, flexiona las rodillas y lleva las piernas hacia el pecho, manteniendo la parte baja de la espalda en contacto con el suelo. Este movimiento trabaja más intensamente los abdominales superiores.

Con rotación de torso: Desde la posición tradicional, lleva las piernas hacia un lado del cuerpo mientras giras el torso en dirección opuesta. Luego, alterna el movimiento hacia el otro lado. Este ejercicio fortalece los músculos abdominales y mejora la flexibilidad de la columna vertebral.

Con toque de dedos: Mantén la posición tradicional y levanta el torso hacia las piernas, intentando tocar los dedos de los pies con las manos. Este movimiento trabaja los abdominales superiores de manera intensa y mejora la fuerza.

 

Ab Wheel o rueda abdominal

 

fuerza-interior-cuerpo-core-vivagym

 

Este simple, pero efectivo dispositivo te ayudará a fortalecer tus abdominales y mejorar tu estabilidad central. Aquí te mostramos cómo usarlo correctamente:

Comienza arrodillándote y sosteniendo el “Abd Wheel” frente a ti con los brazos extendidos. Desde esta posición inicial, rueda hacia adelante manteniendo el abdomen contraído y la espalda recta. Extiende los brazos y baja casi al suelo, sintiendo el estiramiento en los abdominales. Luego, vuelve a la posición inicial con control, evitando arquear la espalda. Repite este movimiento varias veces, manteniendo siempre una técnica adecuada.

 

Escalada horizontal

 

La escalada horizontal es un ejercicio muy efectivo para fortalecer el core y mejorar la coordinación. Para realizarlo correctamente, sigue estos pasos:

Comienza en una posición de plancha, boca abajo, con los brazos y las piernas extendidos, apoyándote en las manos y las puntas de los pies.

Mantén el torso recto y contraído para mantener una buena alineación.

Eleva una rodilla en diagonal hacia el codo opuesto, llevándola lo más cerca posible.

Alterna con la otra rodilla, llevándola hacia el codo opuesto en un movimiento controlado.

Continúa alternando entre ambas rodillas, manteniendo el ritmo y la técnica adecuada durante toda la serie.

Añade la escalada horizontal a tu rutina de ejercicios para fortalecerlo y mejorar tu coordinación corporal.

 

Abdominales en polea alta

 

Los abdominales en polea alta son un ejercicio efectivo que se puede realizar en el gimnasio para trabajar esta zona específica del cuerpo. Para realizar abdominales en polea alta correctamente, te dejamos estos pasos:

Comienza de rodillas debajo de la polea alta en el gimnasio. Toma la polea con ambas manos y sostenla por detrás de la nuca, manteniendo los codos abiertos. Inclina el cuerpo hacia adelante en un movimiento de crunch abdominal, llevando el pecho hacia las rodillas.

Para realizar este movimiento desde contraer los músculos abdominales mientras realizas el movimiento. Regresa a la posición inicial de manera controlada, manteniendo el control en todo momento.

Repite el ejercicio la cantidad de veces establecida en tu rutina de entrenamiento.

Asegúrate de mantener una buena técnica y controlar la respiración durante todo el ejercicio para obtener los mejores resultados.

 

El arrastre del ejército

 

Este ejercicio, similar a la plancha, pero con deslizamiento de brazos, es una excelente manera de fortalecerlo. Comienza adoptando la posición de plancha, con el cuerpo recto y apoyado en las manos. Luego, desliza tus brazos hacia adelante y hacia atrás, manteniendo el torso firme y los músculos abdominales contraídos. Repite este movimiento de forma controlada durante el número deseado de repeticiones.

 

Puente estático

 

Para realizarlo solo deberás acostarte en el suelo, con las piernas flexionadas, de manera que los pies estén cerca de los glúteos. Los brazos deberán mantenerse estirados a cada lado del cuerpo.

Una vez en esta posición, deberás elevar la pelvis, sostener unos pocos segundos y luego volver a la posición inicial. Deberás hacer al menos 10 repeticiones en cada serie. Si deseas aumentar la dificultad, puedes elevar una pierna al momento de elevar la pelvis y alternarlas en cada repetición.

 

Elevación lumbar

 

La elevación lumbar es ideal. Acuéstate boca abajo con las piernas extendidas y los brazos frente a ti. Desde esta posición, levanta el torso alrededor de 45 grados y mantén la contracción durante unos segundos antes de volver a bajar. Para aumentar la intensidad, puedes levantar simultáneamente las piernas junto con el torso.

 

Bicicleta

 

mujer-trabajando-core-casa

 

La bicicleta es efectiva y fácil de realizar. Acuéstate en el suelo con las manos detrás de la cabeza y las piernas flexionadas. Eleva el tronco del suelo y forma un ángulo de 90 grados con las rodillas. Luego, alterna tocando el codo izquierdo con la rodilla derecha mientras extiendes la pierna izquierda. Repite el movimiento alternando los lados para completar la serie.

Este ejercicio activa los músculos oblicuos y mejora la coordinación entre la parte superior e inferior del cuerpo.

 

Efectos negativos de no fortalecer el core

 

No fortalecer el core puede tener repercusiones significativas en la salud y el rendimiento físico, se ha observado en estudios relacionados una relación del déficit de “Core Stability” con el dolor lumbar y las lesiones de las extremidades inferiores. Aunque parece lógico que sea así, los estudios que relacionan la contribución del Core Stability al rendimiento deportivo son muy escasos y tienen resultados bastante controvertidos.

La falta de fortalecimiento en esta área puede resultar en una debilidad muscular que afecta la postura, aumenta el riesgo de lesiones en la espalda y reduce la resistencia física. Además, puede conducir a una acumulación de grasa en el abdomen y contribuir al síndrome de la cintura ancha, una condición que afecta la estabilidad y el equilibrio corporal.
Si se descuida, los demás músculos deben compensar, resultando en un esfuerzo adicional que causaría entre muchas otras cosas:

  1. Debilidad muscular en la región abdominal y lumbar.
  2. Mayor riesgo de lesiones en la espalda y otras áreas del cuerpo.
  3. Acumulación de grasa en el abdomen.
  4. Síndrome de la cintura ancha, afectando la estabilidad y el equilibrio.
  5. Problemas de postura y estabilidad corporal.
  6. Reducción de la resistencia física y el rendimiento deportivo.

Como principiantes, es crucial comenzar con ejercicios menos exigentes para fortalecer gradualmente la musculatura antes de avanzar a ejercicios más complejos. La correcta postura y técnica son prioritarias para evitar lesiones, incluso si aumentamos la intensidad más adelante. 

Organiza tus rutinas para dedicar tiempo diario al ejercicio, complementándolo con una dieta equilibrada y buen descanso. En Vivagym, te ofrecemos el respaldo y motivación necesarios para tu viaje fitness. Únete a nuestra comunidad. ¡Haz clic ahora y déjanos ser parte del camino hacia tu bienestar!

Previous post Sorteo Febrero 2024
Next post Sorteo Marzo 2024