Helados caseros bajos en calorías

Durante los meses de verano, con los largos días de sol y las ganas de disfrutar del buen tiempo ¿a quién no le apetece un helado bien frío? Si además, quieres mantener la línea después del trabajo duro de todo el año pero no te puedes resistir a tomar un postre refrescante, este artículo te interesa.

Os presentamos 3 recetas de helados caseros bajos en calorías deliciosos.

Helado de Melocotón

 

Ingredientes:

2 Melocotones rojos

1 Yogur Natural bajo en grasas

1 cucharadita de Stevia

Preparación:

Pela 2  melocotones que estén maduros. Córtalos en trozos y mételos en el vaso de la batidora para triturar junto al yogur y la stevia. Vierte la mezcla en un tupper, congela y rasca con un tenedor cada 30 minutos durante 2 o 3 horas para que no queden cristales grandes y conseguir una textura cremosa. Ya tienes listo tu helado de melocotón bajo en grasas y azúcares.

Polo de fresas y kiwi

 

Ingredientes:

1 kiwi

4 fresas

Semillas de chía

1 cucharadita de Stevia

Preparación:

Tritura las fresas, previamente lavadas y en este puré, añade una cucharada de semillas de chía enteras y media cucharada de stevia. Deja reposar cómo mínimo 20 minutos para que la chía forme una especie de gelatina de fresa. Tritura el kiwi junto a la stevia restante. Vierte la gelatina de fresa en un molde de polo. Mantenlo inclinado y como la textura es densa te permitirá añadir encima el puré de kiwi. Congela dentro de un bol/fiambrera de manera que el molde se mantenga inclinado para no mezclar los dos purés y así conseguir tu polo bicolor. ¡¡¡A disfrutar!!!

Mini helados de plátano y frutos rojos

 

Ingredientes:

1 plátano maduro

100gr de frutos rojos: frambuesas, moras, arándanos….

1 yogur bajo en grasas y sin azucares añadidos

Preparación:

Tritura un par de plátanos maduros con un puñado de frambuesas y el yogur. Esta será nuestra base. Después vierte la mezcla en moldes para hielo o envases vacíos de yogur que te sirva de molde. Puedes hacer distintas versiones añadiendo en el fondo de cada recipiente distintos frutos rojos cortados a pedazos o enteros, de un tipo o mezclándolos, como prefieras. Agrega la base de plátano y frambuesa por encima. Tapa con papel de aluminio, crea una ranura con un cuchillo afilado dónde encastar el palillo de madera y congela. ¡¡¡Desmolda y a comer!!!!

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Buscador

SÍGUENOS EN FACEBOOK