¿Agua o bebida isotónica?

Cuando realizamos algún tipo de actividad física con regularidad es muy importante hidratarnos cada cierto tiempo pues perdemos mucho líquido y sales minerales, pero sabemos que hay diferentes opciones para ello en el mundo del ejercicio físico, tales como el agua o las bebidas isotónicas, pero, ¿Qué es mejor para reponer estas pérdidas?
Lo que primero haremos será diferenciar los dos tipos de bebidas isotónicas más comunes que existen. Por un lado, encontraremos bebidas con mayor concentración en azucares que son de rápida absorción, este tipo de utiliza para deportes de muy alta intensidad pero que tienen poca duración, como podría ser trabajar fuerza o entrenamientos de alta intensidad en un gimnasio. Por otro lado, encontraremos bebidas de mayor contenido en hidratos de lenta asimilación, utilizada para esfuerzos de intensidad más baja, pero en los que la duración del propio ejercicio es más larga, como por ejemplo ir a correr o con la bicicleta.
Las bebidas isotónicas con bebidas con gran concentración en sodio y sales minerales, con las que nos aseguramos reponer esos líquidos y sustancias que perdemos durante la realización de un ejercicio. Pero hay otro punto bueno y malo de este tipo de bebidas y es la cantidad de azúcar que contienen, por una parte nos dará energía para la práctica de la actividad física, pues si agotamos este sustrato energético estaremos encaminándonos al posible agotamiento muscular, pero por otro lado, dependiendo del tiempo que estamos realizando actividad física y su intensidad, el aporte excesivo de glucosa podría no ser tan beneficioso.
A continuación hablaremos de las recomendaciones según estos dos parámetros, la intensidad del ejercicio y la duración del mismo.
Cuando realizamos ejercicios de baja intensidad y con una duración menor a 1 hora no solemos tener una sudoración muy alta, por lo que recomponer esta pequeña pérdida de líquidos es fácil, basta con beber agua para mantener la hidratación y obtener las sales minerales perdidas y los electrolitos con los alimentos de nuestra dieta. Cuando la intensidad es más alta, también experimentamos un aumento en la temperatura de nuestro cuerpo que tiene que ser regulada por el mismo, por lo que perdemos más líquidos durante la sudoración. En este caso, es recomendable beber bebidas isotónicas para recuperar los minerales, pues con la alimentación y el agua, como hemos nombrado antes, puede no ser suficiente. Cuando el ejercicio es de intensidad altas y además su duración es más de 1 hora, perdemos una gran cantidad de líquidos, lo que nos puede provocar incluso la deshidratación, por lo tanto, en este caso sería recomendable tomar bebidas isotónicas. En este caso hay un punto que debemos tener en cuenta. Cuando sudamos mucho y muy rápido, lo que nos pasa en ejercicios de resistencia, tener sed no es un indicador muy fiable de la deshidratación, por lo que, debemos beber líquido cada 20 minutos aproximadamente de estar haciendo ejercicio, pues muchas bebidas isotónicas contienen una sustancia llamada sodio que estimula la sed.
Como hemos podido ver, las bebidas isotónicas son muy utilizadas y es más, debemos utilizarlas, pero eso sí, sabiendo cuando y como debemos utilizarlas, pues no son en absoluto un sustitutivo del agua. El motivo ha quedado claro, este producto contiene sustancias como sales minerales y azucares que si no se han gastado y seguimos reponiéndolas podemos sentir agotamiento en nuestros musculas de una forma más rápida mientras estamos realizando nuestro entrenamiento.

Dejar un comentario

Buscador

SÍGUENOS EN FACEBOOK